Palau de la Música Catalana (Palacio de la Música)

El Palau de la Música Catalana (Palacio de la Música), fue construido entre 1905 y 1908 gracias a la aportación económica del Orfeó Català. Diseñado por el arquitecto Lluís Domènech i Montaner, es uno de los edificios más importantes del Modernismo catalán. Se inauguró el 09 de febrero 1908.

El Palau se encuentra en la calle de Sant Francesc de Paula, en el barrio conocido como La Ribera, cerca del ahora tan de moda barrio del Born, un excelente lugar para comer tapas, y cerca también del mercado de Santa Caterina.

El Palau de la Música Catalana es una joya arquitectónica del modernismo catalán. Se trata de la única sala de conciertos de este estilo en todo el mundo que está catalogado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO (04 de diciembre 1997).

Palau de la Música Catalana (Palace of Catalan Music)

El diseño del Palau de la Música es típico del modernismo catalán en la que las curvas predominan sobre las líneas rectas, se prefieren las formas dinámicas sobre las formas estáticas y rica decoración que hace hincapié en los motivos florales orgánicos y otras se utilizan ampliamente.

La Sala de Conciertos del Palau de la Música ha sido durante más de un siglo el escenario privilegiado de la vida musical, nacional e internacional, de la ciudad de Barcelona. Ha acogido estrenos mundiales y es un referente musical y arquitectónico de la ciudad y un punto de encuentro cultural de primer orden. Presidida por el órgano sobre el escenario y con un lucernario central que representa el sol, la sala disfruta de luz natural. Una sala mística y paradójica, que se encuentra repleta de figuras como las musas que rodean el escenario, las valquirias de Wagner que surgen del techo, un busto de Anselm Clavé a un lado y uno de Beethoven al otro, y cientos de elementos de la naturaleza, como flores, palmeras, frutos, jarrones y vitrinas llenas de joyas.

Palau de la Música Catalana (Palace of Catalan Music)

Entre 1982 y 1989 se restauraron a su estado original muchas partes del edificio, pero sin poner en peligro la integridad de sus elementos decorativos ni estructurales. Piedra, ladrillo, hierro, vidrio, cerámica y se han utilizado de la misma manera que Domènech i Montaner les utiliza. Una de las ampliaciones más importantes es el edificio anexo de seis pisos que alberga vestuarios, una biblioteca y un archivo.

El Palau de la Música es sin duda uno de los edificios modernistas más importantes que se pueden visitar en Barcelona. Aprovecha para hacer una visita guiada por el interior del Palau y no te pierdas ningún detalle de este gran edificio típico catalán.

Licenciada en Periodismo y enamorada de Barcelona desde 1986. Disfruto escribiendo posts y haciendo fotos de mi ciudad natal para BCN City Hotels, tarea que combino con la comunicación y el marketing online y que me mantienen siempre hiper-conectada a Internet.
Valoración

Comentarios / Comments

Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *