Santa Maria del Mar, la basílica que todos consideran “Catedral”

3 520

TRANSLATE // TRADUCIR: Inglés

Si hay una iglesia famosa en Barcelona desde hace aproximadamente una década, esa es Santa María del Mar, conocida popularmente por muchos como la Catedral del Mar de Barcelona.

Su nombre real y completo es basílica Menor de Santa María del Mar y fue construida entre 1329 y 1383. Pero aunque no supiéramos la fecha de su creación, su majestuosidad, sus altas columnas interiores en forma de palmera y sus acabados, rápidamente la definen como una pieza admirable del estilo gótico catalán.

La iglesia de Santa Maria del Mar está situado en el barrio de La Ribera, justo al lado del popular barrio de El Born, un lugar ideal para ir de tapas. De hecho, la famosa Catedral del Mar está rodeada de exquisitos y variados sitios donde tapear.

Santa Maria del Mar ha ganado popularidad y ha sido “rebautizada” como Catedral del Mar (recordemos que no es una catedral) desde 2006, gracias a la novela La Catedral del Mar de Ildefonso Falcones que tiene como protagonista a este precioso edificio de culto.

Santa Maria del Mar (Catedral del Mar)

Aunque mucha gente no lo recuerde (quizás por leer rápido), otro famoso escritor que siempre dedica sus obras a Barcelona también menciona esta iglesia en una de ellas. Se trata ni más ni menos que de Carlos Ruíz Zafón en su obra El Juego del Ángel. De hecho, muchas de las escenas de este libro suceden el barrio de La Ribera.

En realidad, Santa Maria del Mar siempre ha sido conocida como la “catedral del pueblo”. Fue construida gracias al esfuerzo y al apoyo económico de los vecinos del barrio de la Ribera, barrio humilde de pescadores, que cargaban piedras a sus espaldas y las llevaban desde las canteras de Montjuïc hasta el lugar de la basílica (los que hayáis leído ‘La Catedral del Mar’ de Falcones, recordaréis el argumento). La catedral empezó  a construirse en el siglo XIV, en una Barcelona muy distinta a la que hoy conocemos.

Se construyó allí debido a la importancia que adquirió el barrio de la Ribera partir del siglo XIII como centro neurálgico de mercaderes y armadores. Antes de su construcción estaba la Parroquia de Las Arenas, pero sabía a poco para lo mucho que estaba creciendo el barrio.

Santa Maria del Mar queda como muestra del primer Gótico catalán, un estilo imponente. Un edificio de grandes espacios vacíos perfectamente calculados, como la particularidad de poseer una acústica perfecta. Todo ello convierte Santa Maria del Mar en una basílica con gran belleza, ideal para diversos conciertos de música sacra.

Cuando entremos en su interior nos sentiremos abrumados, rodeados por ese bosque de palmeras que se siente al estar entre las impresionantes columnas góticas. Al contrario de lo que pasa en otras catedrales o iglesias góticas, Santa Maria del Mar es austera. No hay rosetones coloridos ni nada que no sea luz tenue; aun así, es impresionante.

Santa Maria del Mar es un lugar precioso de visitar en cualquier momento del año; si además has sido lector de la novela Falcones, lo vivirás de una forma especial. Aprovecha la visita para callejear por La Ribera y El Born, son barrios muy típicos de Barcelona por los que vale la pena perderse ;-)

Similar articles

Comentarios / Comments

Loading Facebook Comments ...

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *