¿Picnic en Barcelona? ¡Hoy comemos al aire libre!

0 106

TRANSLATE // TRADUCIR: Inglés

Pues sí, por raro que parezca es posible ir de picnic en Barcelona y comer al aire libre. Además, nada de comer en el suelo (bueno, puedes hacerlo si quieres, claro…), sino que hablamos de su picnic con sus mesas y sus bancos (¡incluso alguno con ¡barbacoa!). ¡Genial, ¿no?! ;-)

1. Picnic en el Parque de la Creueta del Coll

El primer lugar donde poder hacer un buen picnic en Barcelona es el enorme parque de la Creueta del Coll.

El parque de la Creueta del Coll destaca por su lago que, en verano, se convierte en piscina pública y al que asisten una gran cantidad de vecinos de la zona. Además, también es conocido por su escultura de Chillida.

Entre su diversa y abundante vegetación, y tras subir  y subir hacia arriba del parque, encontraremos la zona de picnic con árboles que nos harán sombra, mesas y bancos.

Parc de la Creueta del Coll, con zona de Picnic (Barcelona)

2. Picnic en el Laberint d’Horta

¿Increíble, verdad? ¡Pero cierto! El fantástico parque del Laberinto también tiene una parte de picnic con sus mesas y sus bancos de madera, así que podrás pasar un día completo en familia, ver el laberinto, disfrutar de su vegetación, y comer allí mismo.

3. Picnic en el Parque del Mirador del Migdia

El parque del Mirador del Migdia se encuentra justo detrás del castillo de Montjuïc. Al igual que los dos anteriores, podéis encontrar mesas y bancos para hacer picnic, pero además en este disfrutaréis de unas vistas muy privilegiadas de la ciudad :-)

4. Picnic en el Parque de la Trinitat

De todos las zonas de picnic en Barcelona mencionadas, posiblemente por zona éste sea la más aislada y a la que más nos cueste ir debido a su situación, tocando ya a Santa Coloma de Gramanet. Sin embargo, el parque de la Trinitat nos ofrece un amplio espacio de ocio que, además de verde y un canal de agua, es el único que tiene una zona de picnic con barbacoas.

Del parque de la Trinitat destaca también la escultura “Caballos desbocados” de Josep Ros (1993), un gran friso que recorta el perfil de 15 caballos que corren salvajes sobre el césped del parque.

Similar articles

Comentarios / Comments

Loading Facebook Comments ...

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *