El Palau de la Virreina

El Palacio de la Virreina, en catalán Palau de la Virreina, es un edificio situado en la calle más famosa de Barcelona, La Rambla, muy cerca andando de nuestro alojamiento situado frente a la fuente de Canaletas.

Del Palau de la Virreina cabe destacar que sin duda es uno de los mejores exponentes del estilo Barroco que tenemos en Barcelona en cuanto a arquitectura no religiosa.

En su interior se exhiben, en exposición permanente, los Gegants de Barcelona Ciutat y la Àliga de Barcelona (que suelen salir a bailar durante La Mercè y otras fiestas), ya que el Palau de la Virreina forma parte del área de cultura del Ajuntament de Barcelona.

Palau_de_la_Virreina

El Palacio de la Virreina fue encargado por el Marqués de Castellbell, que tras ser virrey de Perú, volvió a Barcelona con mucho dinero y aprovechó para construirse un palacio que representara su fortuna.

Sin embargo, la prematura muerte del Marqués de Castellbell, Manuel de Amat, hizo que rápidamente el Palau fuera ocupado por su hija, y ello dio el nombre de Palacio de la Virreina.

En 1941 el Palau de la Virreina fue declarado Monumeto Nacional. La fachada principal se estructura simétricamente en ejes verticales marcados por los balcones con el refuerzo de seis pilastras con capitel de tipo jónico. Los balcones tienen barandilla de forja. Doce ménsulas sostienen una cornisa coronada con una balaustrada con doce grandes jarrones. Además, posee un precioso patio interior con una doble escalinata.

El Palau de la Virreina se encuentra casi al lado del popular mercado de La Boquería y muy, muy cerca del Gran Teatro del Liceu. Además, si estáis en la zona, os recomendamos hacer una visita (y parar a merendar) en la granja donde nació el famoso Cacaolat.

Valoración

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *