Calçotada en Barcelona ciudad ¡Hoy comemos en Can Manel!

Calçotada en Barcelona y carne a la brasa- Can Manel

¿Quién ha dicho que para comer una buena calçotada en Barcelona hay que coger el coche y salir de la ciudad? Hoy os queremos hablar de un lugar ideal para comer calçots en Barcelona ciudad a la vez que degustáis una magnífica carne a la brasa. ¡Nos vamos de calçotada en metro, tren, taxi, bus o incluso andando!

El lugar en cuestión se llama Can Manel y es un rústico restaurante cerca de la Estació de Sants de Barcelona. Un restaurante tradicional, con una decoración que nos ofrece un ambiente cálido, hogareño, y con el detalle de ponernos tanto mantel como servilletas de ropa, algo que aunque debería ser casi obligatorio en cualquier restaurante no lo es, y distingue los lugares donde se cuida hasta el más mínimo detalle.

Calçotada en Barcelona ciudad: Can Manel

Como decíamos, en Can Manel ya han empezado la temporada de calçots y los podemos tanto pedir a la carta como en un completo menú que nos incluirá, además, la típica parrillada de carne (butifarra, secreto ibérico y cordero) como la bebida y el postre.

Los calçots, como podemos ver en la foto, dejan con la barriga llena al más glotón. Una tabla con calçots y su deliciosa salsa casera aterrizó en nuestra mesa. La ración, con alrededor de unos 25 calçots, fue mucho más completa que en la mayoría de sitios.

Calçots en Barcelona ciudad

Para los que no sean aficionados a los calçots, tenemos otras varias opciones como primer plato. Desde ensaladas, a alcachofas a la brasa, croquetas u otra de sus especialidades: cargols (caracoles) a la brasa. Nosotros, sin embargo, nos decantamos por una completa tabla de embutidos y quesos acompañada de un pan de coca recién tostado.

embutidos, carnes y calçotada en Can Manel

Pero tras degustar los entrantes hay que dejar hueco para los segundos. El restaurante Can Manel está especializado en brasa y así es como podremos degustar cualquiera de sus platos: desde entrecotte o solomillo hasta butifarra, espalda de cordero o, si se prefiere, diversos tipos de pescado (dorada, sepia, gamba roja…). Todo ello hecho en una suculenta brasa que nos dejó un sabor inconfudible.

Y como nos encanta comer también nos encanta acompañar las comidas completas con vino, tinto en este caso. Nos decantamos por el vino de la casa, mucho mejor que en otros sitios, y presentado con una tradicional jarra de cerámica que encajaba perfectamente en el rústico ambiente de Can Manel.

Si aun nos cabe en la barriga, podemos finalizar nuestra comida con diversos postres a elegir. Seguramente a estas alturas optarás por un helado que te permita empezar a hacer la digestión a buen ritmo; sin embargo, si lo tuyo son los postres típicos catalanes, siempre puedes optar por una deliciosa crema catalana.

La Crema Catalana es el típico postre de los días de calçotada

Sin duda ya sea en formato menú o formato carta, Can Manel (www.canmanel.es) nos ofrece la posibilidad de disfrutar de una buena calçotada en Barcelona y hacerlo, además, en un lugar tranquilo y rústico. Un entorno rural que seguramente tendríamos que ir a buscar a las afueras de Barcelona y del que, por suerte, aun quedas ciertos lugares en nuestra ciudad.

Valoración

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *