3 escapadas de un día desde Barcelona

escapada Barcelona: Sitges

Precisamente porque Barcelona enamora, es muy posible que muchos de los turistas y viajeros que nos visitan decidan repetir su experiencia en la ciudad. Y aunque Barcelona es suficiente grande para no acabarla de conocer ni viviendo aquí, sí que es verdad que mucha gente quiere aprovechar una segunda visita a nuestra ciudad para hacer una escapada de un día a algunos sitios cercanos y preciosos que permiten hacer una escapada de un día desde Barcelona, disfrutar del entorno, y volver a la ciudad a dormir sin perder el alojamiento contratado.

Por dicho  motivo, hoy os queremos proponer 3 lugares donde hacer una escapa de día desde Barcelona:

1) Escapada de un día a Sitges, muy cerca de Barcelona.

Desde hace años, Sitges es conocido mayoritariamente por sus Carnavales, su Festival anual de Cine Fantástico y por su animado ambiente gay. Sin embargo, más allá de ello, Sitges tiene unas agradables playas y unos excelentes paisajes. En definitiva: un lugar ideal para pasar el día.

Llegar es muy fácil desde Barcelona si no vas en coche: Desde la Estació de Sants o la céntrica estación de Passeig de Gràcia puedes coger el tren (RENFE) que te dejará en Sitges en unos 40 minutos.

Sin duda alguna la imagen más conocida de Sitges en su iglesia, que mira al mar atrevida y que es sujeto de centenares de fotos al día. La iglesia de Sitges, llamada Iglesia de Sant Bartomeu y Santa Tecla, se encuentra en la Plaza del Baluard; no dejes de verla.

Sitges

Creative Commons (Flickr): click para ver original

 

Otro de los elementos más destacados de Sitges es, sin duda, su castillo. El castillo de Sitges se construyó sobre los cimientos del antiguo castillo y son de la época medieval.

Menos conocido pero muy bonito de ver es el huerto de Can Falç, un espacio escondido detrás de la casa modernista Cap de la Vila, donde puedes disfrutar de un paseo que se adentra en la vegetación.

Tampoco puedes irte de Sitges sin ver el Racó de la Calma (Rincón de la Calma), un lugar precioso para pasear donde a menudo tienen lugar espectáculos, y la Plaça de la Fragata, conocida por sus escaleras, y que te ofrecerá unas preciosas vistas de este pueblo marítimo.

Por cierto, cabe destacar que Sitges es un lugar perfecto para la restauración y el ocio. Veréis que todo el pueblo está lleno de restaurantes donde comer deliciosos platos típicos o muchos sitios donde tapear.

2) Escapada de un día a Sant Sadurní d’Anoia.

Posiblemente porque nos encanta el cava nos gusta tanto ir a Sant Sadurní d’Anoia a visitar alguna de sus diversas cavas.

El pueblo de Sant Sadurní d’Anoia es por todos conocido por las diversas cavas que se encuentran en él. Se puede llegar tranquilamente desde Barcelona ya sea en autobús (con parada en el centro de la ciudad) como en tren.

Aunque sin duda alguna las cavas más conocidas de Sant Sadurní son las de Freixenet y Codorniu, hay muchas otras que también vale la pena visitar. Más allá del amor de cada una por el cava (o por el vino, ya que hay bodegas de ambas bebidas), el estilo modernista de diversas cavas os dejará sorprendidos.

Cavas Sant Sadurní

Creative Commons (Flickr): click para ver original

 

Las visitas a las caves hacen un recorrido por el interior de estos curiosos edificios y, además, normalmente siempre incluyen una degustación. No dejes de consultar el listado de cavas más famosas.

Además, algunas cavas incluso incluyen restaurantes donde poder degustar platos típicos (calçots, si es la época…) o, para los más informales, zonas de picnic o merenderos con barbacoas; una combinación de ambos servicios lo encontramos, por ejemplo, en las cavas Canals & Domingo.

3) Escapa de día a Montserrat.

Realmente hay varios lugares que se pueden visitar cerca de Barcelona en una escapada de día, pero no podíamos dejar de citar Montserrat, la montaña mágica y más especial que tenemos en Catalunya.

Montserrat es más que montaña y más que un monasterio, pero una cosa sin la otra no se entienden; son conceptos inseparables.

Montserrat2

El santuario de Montserrat tiene su origen histórico en la ermita de Santa María que el conde Wifredo el Velloso donó al monasterio de Ripoll en el año 888. En 1025, El Abad Oliba fundó allí un nuevo monasterio en la ermita de Santa María de Montserrat. Rápidamente ganó popularidad y fieles y en 1409 el Monasterio de Montserrat pasó a ser una abadía independiente.

La Moreneta, la eterna Virgen negra, es sin duda la gran protagonista de Montserrat y visitarla es algo obligado cuando se sube a esta montaña tan peculiar.

A pesar de lo que se puede creer, visitar Montserrat no es una cuestión de fe. La visita a Montserrat es recomendable para todo el mundo ya que se trata de un paisaje y entorno único.

Es bastante típico que la gente suba a Montsertta para “bendecir” su coche nuevo. También hay (mucha) gente que sube a pedir peticiones y ofrendas de todo tipo pero Montserrat es mucho más que fe y también es una recomendada visita para los no-creyentes.

Llegar a Montserrat sin coche es muy fácil. Se puede ir en autocar (sale de al lado de la Estació de Sants) y también (lo más típico) en tren: los Ferrocarriles Catalanes (FGC) se cogen en Plaça Espanya y podemos adquirir un billete combinado que luego enlaza con el popular tren “cremallera” de Monistrol de Montserrat.

 

Realmente hay que reconocer que escapadas de un día cerca de Barcelona se pueden hacer muchísimas; sin embargo, al menos para empezar, nosotros optamos por estas tres. ¿Con cuál os quedaríais vosotros?

Licenciada en Periodismo y enamorada de Barcelona desde 1986. Disfruto escribiendo posts y haciendo fotos de mi ciudad natal para BCN City Hotels, tarea que combino con la comunicación y el marketing online y que me mantienen siempre hiper-conectada a Internet.
Valoración

Comentarios / Comments

Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *