Ambiente fresco y cocina creativa en la parte alta: restaurante Carlitos

El restaurante Carlitos ha sido uno de nuestros últimos descubrimientos en la parte alta de Barcelona, muy cerca de los alojamientos Barcelona City Street y Barcelona City Seven. Se trata de un lugar muy curioso y tranquilo, a pesar de que te lo encontrarás bastante lleno incluso entre semana.

A pesar de ser un lugar frecuentando por bastantes pequeños grupos de amigos, a nosotros nos pareció también un muy buen lugar para hacer una cena de pareja. La decoración es actual, discreta y cuidada, con un ambiente cálido. Nos encantaron sus lámparas y, sobre todo, sus pizarras anunciando sus diferentes tapas, platillos y gintonics.

Restaurante Carlitos en Barcelona

Restaurante Carlitos en Barcelona

En el restaurante Carlitos se come a base de tres tipos de platos diferentes: los de “para empezar”, los que son “para continuar” y los que son “para rematar”, en orden de menor a mayor consistencia, como su nombre indica. Todos los platos de su carta están elaborados por el chef Ruben Orti.

Carta del Restaurante Carlitos en Barcelona

Nosotros tuvimos la suerte de degustar algunos de cada tipo y os recomendamos que así lo hagáis, a poder ser repartiendo la comida entre los comensales para así poder probar más sabores de su deliciosa e innovadora comida.

Empezamos con un platillo con mitad patatas asadas con cabrales y mitad patatas asadas con salsa brava y un poco de all-i-oli de manzana… ¡para chuparse los dedos!.

patatas asadas en Restaurante Carlitos

A continuación, llegó a la mesa una combinación de lo más curiosa; tanto es así que, de no verla (y probarla), no la hubiéramos creído. Se trataba de un milhojas de foie caramelizado con una perla de chocolate negro fundido encima y manzana con chips de neula. ¡Una textura increíblemente llamativa!

milhojas de foie

Cuando aun estábamos pensando en la sorprendente combinación, llegaba a nuestra mesa una latita rellena de una ensalada rusa casera deliciosa y croquetas de conejo con setas y de rustido con jamón (muy curioso, ya que parte del jamón venía envuelto por encima, como podéis ver en la foto).

ensaladilla rusa casera

originales croquetas en Restaurante Carlitos en Barcelona

Y si antes nos habíamos quedado boquiabiertos con lo curioso del milhojas de foie con chocolate, lo que estaba por llegar era aun más para tomar nota (y fotos). Se trataba de calamar relleno de txangurro con vinagreta de soja y piñones tostados. Y os preguntaréis… ¿qué es un txangurro? Tranquilos… nosotros también lo preguntamos 🙂 Se trata de un cangrejo típico del País Vasco; el relleno es de su carne, lógicamente.

calamar relleno de txangurro

Ya por último, nosotros “rematamos” (aunque cambiamos un poco el orden de la carta) con un steak tartar  con alcaparrones, piparras y tostas de pan sardo y, por otra parte, presa ibérica con parmentier trufado y reducción de oporto, hecho justo al punto para que estuviera sumamente tierno y para, los que nos gusta la carne hecha, no lo pasemos mal con la carne demasiada rojiza 😉

steak tartar

presa iberica

Llegados a este punto, con la barriga muy llena, fue una espuma de crema catalana con una base de helado de limón la encargada de poner en marcha nuestra digestión.

espuma de crema catalana

Acabada la cena, además, el restaurante Carlitos es un lugar ideal para tomarse la primera copa de la noche. Una pizarra anunciando una extensa carta de gintonics da fe de ello 😉

Licenciada en Periodismo y enamorada de Barcelona desde 1986. Disfruto escribiendo posts y haciendo fotos de mi ciudad natal para BCN City Hotels, tarea que combino con la comunicación y el marketing online y que me mantienen siempre hiper-conectada a Internet.
Valoración

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *