¡De tapas al lado de Santa Maria del Mar! ¡Vamos a El Guindilla!

El Guindilla del Born (tapas)

Nos encanta pasear por Barcelona, ver sus monumentos, sus gentes y, sobre todo, su ambiente. Y, aunque somos unos enamorados de nuestra ciudad, siempre hay zonas y barrios más agradecidos de conocer, ya sea por sus edificios, su cultura o sus calles. Ejemplo de esto último sería, sin duda, el ta bohemio y actualmente de moda barrio de El Born (y Santa Caterina), donde más allá de perdernos por sus callejuelas, podemos visitar la siempre imponente Santa Maria del Mar.

Pero como un viaje turístico o un paseo por la ciudad no trata sólo de visitas, en El Born, es obligado pararse a tapear o a comer o cenar. Y eso precisamente fue lo que hicimos hace unos días y que nos dio la oportunidad de descubrir un local que hasta ahora no conocíamos. Se trata de El Guindilla del Born, un lugar decorado con gusto, con una atención magnífica, unas tapas increíblemente buenas y, además, para los más calurosos o veraniegos, una gran terraza a pocos metros de la Catedral del Mar.

El Guindilla del Born te ofrece una carta muy variada (de hecho también hay platos sólo para vegetarianos… ¡así que invitad a todos vuestros amigos, que no hay excusas!). Desde todo tipo de platos a ¡tapas! (¡nuestra forma favorita de cenar!) y, además, esas tapas se dividen e las tapas de toda la vida y las tapas “moderas”, algunas de las cuales tuvimos oportunidad de probar y estaban sumamente buenas.

Empezamos nuestra aventura gastronómica en este restaurante bar de simpático nombre con una ensalada César muy especial. Más allá de la buena pinta que tenía, como podéis apreciar en la foto, su secreto era el pollo, que sorprendentemente era pollo al ast, algo que no habíamos visto en esta famosa ensalada y que sin embargo nos dejó una increíble sensación en el paladar.

El Guindilla Born (tapas)

Pero esto… era sólo el principio. La cena continuó con unas jugosas alitas de pollo con una riquísima salsa barbacoa, que ciertamente hacía imposible el no chuparse los dedos.

El Guindilla Born (tapas)

Después de estos dos platos, tan típicos pero diferentes a la vez de cómo se sirven en otros lugares, llegó una de las “tapas modernas”. Tapa que, además, aun no constaba en la carta y tuvimos el placer de hacer de gourmets probadores.

El Guindilla Born (tapas)

Este plato de estética parecida al sushi, se componía de finas láminas de calabacín crudo envolviendo en forma de rollito un delicioso relleno de atún marinado ¡No tengo palabras para definir el contraste!

Y seguimos con comidas modernas. En nuestra mesa apareció a continuación un curioso plato de hummus… ¡pero no era el típico hummus de garbanzo, NO! Ya os hemos dicho que el Guindilla todo tiene su toque especial. Se trataba de Hummus de berenjena con queso feta, pimentón y aceite de oliva, una ración suave a la barriga (que ya empezábamos a tener llena), a la vez que perfectamente contrastada.

El Guindilla Born (tapas)

Pasamos ahora a algo de marisco… y así fue como apareció este completísimo salpicón de marisco en la mesa. Reconozco que o es un plato que coma habitualmente, con lo cual no puedo comparar mucho, pero me llamó especialmente la atención la gran cantidad de berberechos que contenía, ¡rico, rico!, acompañado de sus gambitas, pulpo, alcaparras y demás.

El Guindilla Born (tapas)

¡Y aun nos quedaba un plato! El tataki de atún. Como podéis ver, se trataba de atún marinado fileteado acompañado por una deliciosa salsa, cebolla y un ligero pero muy acertado acompañamiento.

TATAKI

Y como soy muy golosa… no me podía ir sin postre. Pero que conste que lo comí porque me prometieron que era ligerito 🙂

Y ligero era… pero lo que no me esperaba es que fuera ¡gigante! Una deliciosa crema-flan de queso coronada por virutas de galleta y servida dentro de una tarrina estilo retro fue la encargada de poner punto y final a esta magnífica cena.

El Guindilla Born (tapas)

Al salir, además, la majestuosa Catedral del Mar brillaba justo a pocos metros y es la excusa perfecta para seguir callejeando por El Born y hacer la digestión 😉

El Guindilla del Born
C/ Argenteria 53 de Barcelona

Valoración

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *