Noches mágicas en la Casa Batlló: cultura, música y ocio

Que Gaudí tiene magia, nadie puede dudarlo. Pero ciertos lugares lo acentúan aun más, y ejemplo de ella es la siempre observada (por dentro y por fuera) Casa Batlló, una de las mayores joyas del modernismo catalán, en el Passeig de Gràcia, a tan sólo unos metros del Barcelona City Hotel (Hotel Universal).

La semana pasada tuvimos la ocasión de vivir una bonita experiencia enmarcada dentro de la actividad “Noches mágicas en la Casa Batlló”. Se trata de un tour por los lugares principales de la casa combinado con un momento de ocio y relax en la terraza, con música en directo y una copa (consumición incluida en el precio).

Nits-Magiques-Batllo2015 (1)

La visita guiada por la Casa Batlló es todo un viaje al pasado. Esta magnífica experiencia se consigue, en gran parte, más allá de por la buena conservación de la obra de Gaudí, por una magnífica audioguía que más allá de contarte todos los detalles sobre el edificio, te permite observar en realidad aumentada qué había en cada rincón de la casa en sus tiempos habitados, así como recrear ciertos aspectos de la mágica arquitectura de Antoni Gaudí.

Aprovecha la visita para deleitearte con cada rincón, cada elemento, cada pared… Todo ello dice algo especial sobre Gaudí. Si tu salud te lo permite, ¡no cojas el ascensor! Disfruta del recorrido por las escaleras, su juego de luces, colores… como si estuvieras en el fondo del mar buceando.

Nits màgiques Casa Batlló

Una vez terminada la visita, te dirigirás arriba, a la terraza, dónde podrás disfrutar de las características chimeneas gaudinianas, así como un concierto de guitarra. Mientras suenan en directo melodías como “Entre dos aguas” o “El concierto de Aranjuez” podrás disfrutar de una bebida incluida en la entrada de las Noches Mágicas de la Casa Batlló.

Además, como ya podrás imaginar, la terraza de la Casa Batlló es un magnífico mirador de una de las zonas más privilegiadas de la ciudad y podrás ver el Passeig de Gràcia desde lo alto, mientras las chimeneas gaudinianas te vigilan, como si tuvieran vida propia…

Valoración

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *